Paradojas de la pluralidad

Publicado en El Universal el 5 de septiembre de 2015

La composición de la nueva Cámara de Diputados es la más plural de la historia reciente de México. Paradójicamente, este hecho es una buena noticia para el presidente Enrique Peña Nieto y su partido, el PRI, y una mala noticia para los partidos de oposición.

La legislatura entrante de la Cámara baja está integrada por nueve partidos y un diputado independiente. Incluso si ponderamos el número de partidos por el tamaño relativo de sus bancadas (una métrica comúnmente usada por politólogos, conocida como número efectivo de partidos) la cifra es la más alta de, por lo menos, los últimos 50 años: 4.15 partidos.

En general, se asume que mientras más plural es un órgano legislativo más difícil es construir una mayoría para aprobar cambios legales y gobernar. Entonces, ¿por qué esta composición de la Cámara de Diputados es una buena noticia para Peña Nieto y el PRI?

Continue reading →

Cambio de estrategia, no de naturaleza

Publicado en Milenio el 17 de agosto de 2015.

Pasado el corte de caja del 7 de junio y a menos de tres años de la elección presidencial, los tres partidos más grandes de México (por ahora, el PRD sigue en la lista) están en pleno proceso para elegir a sus nuevas dirigencias nacionales.

En el PAN y el PRD abundan las propuestas de diversos contendientes para “renovar”, “regenerar” e incluso “rescatar” a sus respectivos partidos. En cambio, en el PRI Beltrones adopta un discurso de continuidad y defensa de las reformas peñistas.

Más allá de la retórica y el resultado de cada una de estas contiendas, es poco factible que en los siguientes años veamos cambios significativos en la naturaleza clientelar, la organización interna y la forma de ejercer el poder de estos partidos. En parte porque el mercado de competencia electoral se los impide. Y en parte porque quienes parecen más comprometidos con una transformación real de sus partidos tienen pocas probabilidades de triunfar.

Pero si bien es improbable que en el mediano plazo seamos testigos de la “regeneración” moral y organizativa del PAN, PRI y PRD, es muy factible, en cambio, que veamos cambios importantes en las estrategias electorales que adopten sus nuevos dirigentes.

Continue reading →

Los límites de la reelección

Publicado en Animal Político el 18 de diciembre de 2013

Uno de los componentes centrales de la reforma política que recientemente fue aprobada por el Congreso federal es la reelección de legisladores y alcaldes. Los argumentos a favor de permitir que nuestros representantes puedan ser electos por más de un período son simples y persuasivos. La expectativa es que la reelección incremente el poder de los votantes, quienes ahora podrían castigar y premiar a sus representantes de acuerdo con su desempeño. Esto, a su vez, generará incentivos para que nuestros legisladores y alcaldes respondan más a los intereses de los ciudadanos que los eligieron y menos a los de los líderes de su partido. Una vez que los ciudadanos tengan el derecho de reelegir a sus representantes, estos últimos tendrán menos incentivos para cometer actos ilícitos ya que su futuro político dependerá de las cuentas que entreguen. Y al permitir que nuestros representantes continúen en su cargo si los votantes así lo deciden, promoveremos la paulatina profesionalización y especialización de nuestra clase política. Puesto en estos términos, el potencial de la reelección para transformar positivamente el sistema político mexicano parece ser enorme.

Continue reading →

Equidad de género no equivale a democracia

Publicado en el blog de Letras Libres el 25 de abril de 2013

Solemos asociar la equidad de género con la democracia. Asumimos, por ejemplo, que mientras más equitativa sea la representación de mujeres y hombres en los órganos legislativos de un país, más democrático será su sistema político. Pero, ¿cuál es en realidad la relación entre la representación legislativa de las mujeres y el tipo de régimen político de un país? La evidencia disponible sugiere que si en algún momento la paridad de género en el ámbito legislativo fue un elemento que distinguía a las democracias de las dictaduras, esto dejó de ocurrir desde hace por lo menos tres lustros.

La siguiente gráfica ofrece dos fotografías en el tiempo, una para 1997 (columna izquierda) y otra para 2012 (columna derecha), de la representación legislativa de las mujeres en la cámara baja o única de todos los países incluidos en la base de datos de Parline.[1]Mientras que el primer renglón –paneles (a) y (b)– presenta los histogramas correspondiente a la democracias (color naranja), el segundo renglón –paneles (c) y (d)– describe los datos de las dictaduras (color azul).[2] El último renglón –paneles (e) y (f)– permite compara en un misma imagen la distribución de escaños controlados por mujeres en ambos tipos de regímenes en cada uno de los años analizados.[3]

Continue reading →