Cambio de estrategia, no de naturaleza

Publicado en Milenio el 17 de agosto de 2015.

Pasado el corte de caja del 7 de junio y a menos de tres años de la elección presidencial, los tres partidos más grandes de México (por ahora, el PRD sigue en la lista) están en pleno proceso para elegir a sus nuevas dirigencias nacionales.

En el PAN y el PRD abundan las propuestas de diversos contendientes para “renovar”, “regenerar” e incluso “rescatar” a sus respectivos partidos. En cambio, en el PRI Beltrones adopta un discurso de continuidad y defensa de las reformas peñistas.

Más allá de la retórica y el resultado de cada una de estas contiendas, es poco factible que en los siguientes años veamos cambios significativos en la naturaleza clientelar, la organización interna y la forma de ejercer el poder de estos partidos. En parte porque el mercado de competencia electoral se los impide. Y en parte porque quienes parecen más comprometidos con una transformación real de sus partidos tienen pocas probabilidades de triunfar.

Pero si bien es improbable que en el mediano plazo seamos testigos de la “regeneración” moral y organizativa del PAN, PRI y PRD, es muy factible, en cambio, que veamos cambios importantes en las estrategias electorales que adopten sus nuevos dirigentes.

Continue reading →